¿Que buscas Aqui?

9/28/2011

Cazadores de Sombras

Hace cosa de un año echando de meno algun tipo de literatura "juvenil" que leer, despues del vacio que había dejado la saga crepusculo (que para mi terminó en el tercer libro), sin noticia alguna de un segundo libro de "The Host" y habiendo leido ya "Medianoche" que no me terminó de convencer. Compré el primer libro de una saga que me llamó la atención.

No se por que pensé que sería algo parecido a "La hija de la exterminadora" aquel relato corto escrito por Meg Cabot y publicado en el recopilatorio "Noches de baile en el infierno", en definitiva que pensé que sería algo así como una mezcla entre Buffy, Trueblood y Crepusculo o algo así.

Bien, pues me equivoqué de pleno, esta saga tiene personalidad propia (con algún que otro pincelazo de Supernatural y Harry Potter).

Este es el libro que tuve muerto de asco en la estantería casi un año.
Este primer libro, Ciudad de Hueso, narra la historia de Clary, una chica común y corriente, hija única de una familia monoparental, con una madre artista y un mejor amigo friki. Una noche en una discoteca Clary se ve envuelta en un escena algo surrealista entre demonios y cazadores. A partir de ahí la vida de Clary da un giro de 180º cuando su madre desaparece tras un ataque de un demonio y ella acaba metida en un mundo que desconoce y al que sin saberlo pertenece por derecho de nacimiento.

Pero lo que yo quiero de verdad contaros del libro es lo fantástico de sus personajes y lo muy distintos que son unos de otros, de forma que es muy difícil sentirte identificado con alguno.

Tenemos a la prota, Clary (Clarissa), que al principio nos puede recordar un poco a Bella, pero después nos damos cuenta de que esta a diferencia de Bella tiene 16 años y mentalidad de 16 y no de señora de 40.
El prota, Jace, que podría recordarnos a Edward de no ser por que este tiene un ego que ni Gackt, esta totalmente enamorado de si mismo y a diferencia de Edward este folla (o quiere follar) antes del matrimonio.
Izzi (Isabelle), la perfecta replica de Rosalie, de no ser por que esta está mas bien como una puta regadera.
Alec, personaje tímido y protector. De este no tengo mucho que decir a menos que os diga un spoiler, pero puedo deciros que mi personaje favorito (por ahora) tiene mucho que ver con el.
Y el amigo friki de la prota, Simon, este chico y sus diálogos son algo que me está enamorando en el segundo libro.

Como dato de interés para mis amadas fujoshis o yaoistas, como prefieran llamarse. en le primer libro tenemos un amor gay no correspondido y en el segundo una pareja de lo mas "mágica".

Yo como llego con retraso a la saga tengo la ventaja de que ya está casi todo publicado o al menos la primera parte "Cazadores de Sombras" ya que ahora se está publicando una segunda "Cazadores de Sombras, Los Origenes", pero por lo visto esta saga ha tenido el éxito suficiente como para que ya tengan  planeada una película e incluso hayan elegido a los actores protagonistas, espero que esta vez no sea un destrozo de las magnitudes del la saga Crepúsculo.

Pero lo que si os puedo asegurar es que en este libro, no hay purpurina (y la que hay va a encantar a las yaoistas) La sangre no algo en lo que se escatime, los vampiros mueren al sol y se llevan mal con los hombres lobo, las hadas son unas hijas de puta, los demonios son muy malos y el amor no es la trama principal de los libros aunque si un genial aditivo. También tiene un toque de "morbo" por el tema del incesto, al mas puro estilo "Lago Azul" o "Flores en el Ático".

Y como se que mas de uno es de los de "no me convence...." os dejo algunos de mis dialogos favoritos, con los que por ahora he convencido a un par de amigas.

Primer libro: Ciudad de Hueso
—Puedes despotricar todo lo que quieras sobre honor y honestidad, y sobre cómo los mundanos no tienen ninguna de las dos cosas, pero si realmente fueras honesto, admitirías que esta pataleta se debe simplemente a que estás enamorado de él. No tiene nada que ver con…(chico anónimo) se movió, a una velocidad cegadora, y un agudo chasquido resonó en la cabeza de Clary. La había empujado con tal fuerza que la parte posterior del cráneo había golpeado contra la pared. El rostro de (chico anónimo) estaba a centímetros del de ella, los ojos enormes y negros.
—Que no se te ocurra jamás —susurró, con la boca convertida en una línea pálida—, jamás, decirle nada o te mataré. Lo juro por el Ángel, te mataré.
—Que no se te ocurra jamás —susurró, con la boca convertida en una línea pálida—, jamás, decirle nada o te mataré. Lo juro por el Ángel, te mataré.

Segundo libro: Ciudad de Cenizas (el que estoy leyendo actualmente).
— ¿Crees que su hermana será capaz de hacerle entrar en razón? —preguntó.— Si le hace caso a alguien, será a ella.— Eso es bonito —repuso Maia—. Que quiera a su hermana de ese modo.— Sí —respondió (chico anónimo 2)—. Es una maravilla.


— Nada. —Rojo como un tomate y con la mano aún pegada al cuello, (chico anónimo con chupetón) empezó a recorrer el pasillo, seguido por Jace—. Fui a pasear al parque. Intentaba despejarme la cabeza.— ¿Y tropezaste con un vampiro?— ¿Qué? ¡No! Me caí.— ¿Sobre el cuello? —(chico anónimo  con chupetón) profirió un sonido, y Jace decidió que era mucho mejor dejar de lado el tema—. Vale, lo que sea. ¿Y de qué querías despejarte la cabeza?
— ¿Qué quieres sexo?— Para. —Le agarró las manos, se las inmovilizó sobre la colcha y la contempló con severidad—. Que te amo.— O sea que no quieres sexo.Él le soltó las manos.— No he dicho eso.

— Todo objeto mágico tiene una alianza —explicó Magnus—. La alianza de la Espada-Alma es seráfica; como esos cuchillos de ángeles que usáis los cazadores de sombras, pero mil veces más, porque su poder fue extraído del Ángel en persona, no simplemente por la invocación de un nombre angélico. Lo que Vanlentine quiere hacer es invertir su alianza; convertirla en un objeto de poder demoníaco en lugar de angélico.— ¡De un bien legítimo a un mal legítimo! —exclamó Simon, complacido.— Está citando a Dragones y Mazmorras —explicó Clary—. No le hagáis caso. 

Clary abrió con un chasquido el compartimento y arrugó la frente. Sacó un reluciente folleto doblado, de los que se colocan en expositores de plástico transparente en las salas de espera de los hospitales. Como hablar sinceramente con tus padres —leyó en voz alta—. ¡LUKE! ¡No seas ridículo! el no es gay, es un vampiro. 

— Ah, ¿esto? —Lo alzó—. Cómo hablar sinceramente con tus padres.Él abrió los ojos de par en par.— ¿Hay algo que quieras decirme?— No es para mí. Es para ti. —Se lo entregó.— Yo no tengo que confesarle nada a mi madre —insistió el—. Ya piensa que soy homosexual porque no me interesan los deportes y todavía no he tenido una novia en serio.  

— Lo sabía —repuso—. Quieres besarme, ¿verdad?Simon alzó las manos con exasperación.— Claro que no. Pero si…— Imagino que es cierto lo que dicen —observó Jace—. No hay heterosexuales en las trincheras.— Es ateos, imbécil —exclamó Simon, enfurecido—. No hay ateos en las trincheras. 

— Mamá y papá no estarán nada contestos si lo descubren.— ¿Que liberaste a un posible criminal intercambiándolo por tu hermano a un brujo que parece una especie de Sonic el Erizo en versión gay y se viste como el Roba Niños de Chitty Chitty Bang Bang? —preguntó Simon—. No, probablemente no.
Y por esos maravillosisismos diálogos y frases, soy muy fan de Simon.

Os dejo con el resto de portadas de la saga (hasta ahora) y espero haberos convencido de que al menos le deis una oportunidad.



Ni caso a los comentarios de la Meyer, que ya sabéis que por publicidad lo que sea, pero mas quisiera ella haber escrito algo la mitad e bueno que esto, al menos hasta lo que llevo leído.
Publicar un comentario